TEXTOS FRAGMENTADOS (extraídos del vídeo a Claudio Naranjo por el 25º aniversario de la EMTG)

Agradezco mucho la posibilidad de participar a distancia en esta celebración del cuarto de siglo de la Escuela Madrileña de Gestalt. Y aprovecho para agradecer también por primera vez que me haya tenido durante tanto tiempo como su Presidente Honorario.Aquí estoy, en las afueras de Moscú y os mando a manera de saludo, en vídeo, algo más de lo que he escrito o dicho hasta ahora sobre la Gestalt..... 

(A continuación, Claudio habla de su aportación a la Gestalt) : 

No quiero aludir una vez más a la lista de mis libros y sus capítulos y sus varios planteamientos sobre los famosos fenómenos de frontera de contacto, o sobre mis ideas sobre la formación de gestaltistas, etc, si no algo más fundamental y a la vez menos visible.... Cuando tuvo lugar el Congreso Internacional de Gestalt en Nápoles, podría decirse que la estructura fundamental de ese encuentro de varios días fue un diálogo continuo, una polémica que sostuvimos con el Director del Instituto de Gestalt de Nueva York, Dan Bloom. Pero Antonio Ferrara, al cerrar el Congreso declaró que aparentemente solo había dos escuelas opuestas de Gestalt, la Escuela de la Costa Este y la Escuela que yo decía representar, de la Costa Oeste. Pero que en realidad eran tres las corrientes en la Gestalt: la californiana, la neoyorquina y la naranjiana. Y no se puede negar que mi influencia  tanto en Europa como en las Américas y un poco aquí en Rusia entraña características especiales. Podría decirse que al hablar de Gestalt yo hablo de desarrollo humano y no hablo tanto de terapia como de movimiento evolutivo hacia el estado del que los sufís llaman el hombre completo. Que cuando planteo yo una comprensión de la Gestalt, esta comprensión incluye más el factor espiritual del proceso, que muchos no perciben como cosa importante en Fritz Perls, a quienes perciben más bien como una persona opuesta a un diálogo de tipo explícitamente espiritual .Hay mucho más énfasis sobre el amor también en el tipo de trabajo que yo hago con la gente, por más que este trabajo se apoye mucho en la Gestalt.

(Claudio habla de su encuentro con Fritz):

....Antes de conocer a Perls sabía dos cosas de él. Dos cosas había escuchado yo de él. Una, que era un genio. La otra, que era muy duro, que había que estar dispuesto a sufrir para enfrentarse a él. Tengo la impresión de que me lo habían descrito como un cirujano, siempre dispuesto a cortar......La primera sesión fue en un taller que me invitó a hacer junto a él, en mi calidad de psicoanalista recién llegado de Chile. Me propuso que hiciéramos un taller sobre sueños y él mostraría su manera de trabajar después de que yo explicara la mía.Fue curioso mi encuentro con Perls porque la primera vez lo tuve entre mi público mientras hacíamos un taller sobre chamanismo con Castaneda. Y la segunda lo tuve como co-terapeuta. Pero la tercera vez, yo vine específicamente a uno de sus primeros talleres en Essalen, que él hacía en calidad de gitano vagabundo…porque no era alguien que estuviera fijo en Esalen. El programa de Esalen todavía era rudimentario...... 
Me preparaba yo para esta sesión posiblemente muy dolorosa y me dije, ¿ Qué pasa si me dice algo que es cierto sobre mi? ¿No vengo yo justamente en busca de la verdad? ¿No me he sentido yo siempre un buscador de la verdad? ¿Cómo puedo ser tan contradictorio: vengo por la verdad y luego me defiendo de lo que me vaya a decir? como si me pudiera romper. ...y bastó esa reflexión como para que yo me dijera:¡No! No me va a hacer sufrir! La verdad – voy a agradecerla. Tal vez si me dice algo que no es cierto sobre mi,..... Si me dice algo que yo reconozco que no es verdad......La actitud justa sería que no me afectara. Allá él con su error.Y esa fue mi primera experiencia terapéutica con Fritz. Fue una terapia antes de la terapia. Antes que entrar a la sala donde se estaba haciendo terapia.
(Claudio resalta la figura de Fritz como maestro y genio).......¿De qué se habló en la sesión?. No me acuerdo. Pero me acuerdo que cambió algo en mi al cambiar mi manera de ponerme frente a la persona de Fritz. Y un elemento importante para que yo me pudiera poner en esta posición abierta, más receptiva, era un reconocimiento implícito de su maestría. Eso que me habían anunciado al decir, es un genio. ...el genio que no se debe confundir con el talento. Una cosa es el talento musical o el talento literario, otra cosa es la grandeza. ¿De qué depende esa grandeza? Yo diría que depende de la estatura espiritual... Era una palabra que no pertenecía al vocabulario religioso. Se trataba de personas que habían alcanzado un desarrollo extraordinario fuera de la iglesia, fuera de ninguna doctrina, fuera de creencias, tal vez a través de su propio desarrollo espontáneo, tal vez a través de su obra creativa…  y yo creo que ya, al escuchar yo que Fritz era un genio, yo le di el significado de lo que hoy en día podría alternativamente llamarse maestro.

(A continuación Claudio relata una sesión terapeutica con Fritz como “una de sus primeras experiencias transpersonales”)

...., la sesión terapéutica que para mi tuvo más peso, más importancia,ocurrió un día en que paseabamos juntos......él me hablaba de su teoría de los diversos niveles de la psiquis. El nivel que llamaba el chicken shit, el nivel de la conversación social, de las buenas palabras, de la trivialidad cotidiana; luego un nivel en el que la persona se deshace de la palabrería y se encuentra con el impasse, y luego un nivel en el que atraviesa este impasse a través de una explosión. Una explosión que puede ser de rabia o de risa o de gozo o de llanto, en que queda al desnudo una zona más esencial del psique. Y yo le dije a Perls:¿Cuando voy a tener yo esa famosa explosión? 
Y me dijo, Jim y yo justamente estábamos hablando de ello. Creo que te falta poco (Se refería a Jim Simkin) Y creo que fue muy poco después, en la sesión siguiente tal vez ,que yo conté un sueño. Creo que lo he escrito en alguna parte, no sé, tal vez en mi autobiografía.  Un sueño en que yo iba en coche, iba conduciendo. Tenía unos papeles en el asiento de a llado y por la ventana abierta el viento me llevó los papeles, me hizo volar esos papeles a los cuales yo les tenía tanto apego en mi actitud de persona que siempre toma nota de todo, que toma nota de sus sueños, que toma nota de sus experiencias terapéuticas, que va a Esalen con un cuaderno: ...frente al mar y entre los árboles de ese paraje tan lleno de naturaleza, los cuadernos a uno le parecen incoherentes, incompatibles. El viento me llevaba los papeles y era como si yo en el acto de contar el sueño tenía conciencia de que era mi parte intelectual … mi apego intelectual, o mi apego a tomar notas y a saber lo que me pasa lo que estaba en juego. Y Fritz al escuchar este sueño lo primero que me dice es:”Sé el viento” . Cuando me invitó a hacer el viento, me sentí impregnado de esa figura, ese dios del viento. Un viento que arrastraba con las cosas con una cierta furia destructiva que limpiaba, una furia superior, una furia sin enojo, diría yo, como una rabia no humana, como una especie de rabia divina o esencial. Yo diría que fue una de mis experiencias transpersonales. ...Una consecuencia de esa experiencia es que se contagió otra persona en el grupo. Se puso a soplar porque yo había soplado cuando representaba el viento....De alguna manera esto le llegó tan profundamente que seguía soplando después de que pasó tal vez una hora, antes de que terminara el taller, y en esta sesión.... senti muy claramente como se conectan la experiencia superior y la psicosis, como si la psicosis fuera una experiencia espiritual que va por mal camino (que se malogra) o que cae en un suelo insuficiente para sostenerla..... como una confusión. Y esta alteración, el estado de esta persona al terminar nuestra sesión fue lo que me llevó a tener una sesión con Fritz. 

(Sobre la actitud de Perls frente a la enfermedad: fe en la sabiduría taoista)

Me fui a ver a Fritz a su cuarto. Nunca había entrado en el cuarto de él. Estaba en un segundo piso, en la casa del frente a donde nos reuníamos. Estaba jugando al ajedrez con alguien que yo no identificaba. Estaba moviendo su Reina hacia delante en el tablero. Y tengo muy claro el recuerdo de él con la Reina en la mano, interrumpiendo el juego y diciendo, ¡Ves!.... Como explicándole a su compañero de juego y a mi al mismo tiempo. It leaves me curiously unconcerned. -Palabras que se traducen en: Curiosamente, el asunto no me toca para nada.- Ahora estas palabras que podrían tan fácilmente haber sido interpretadas por un psiquiatra tradicional como un signo de irresponsabilidad de Fritz Perls:  este viejo que no se hace cargo de la situación, ha inducido una psicosis en uno de sus pacientes .. ¡y dice que esto no le toca para nada!. Eso se llama irresponsabilidad en el mundo de la psicoterapia profesional. Pero yo leí esa experiencia.. esa manera suya de contar su experiencia como la reencarnación de la sabiduría taoísta, como una fe completa en que cada uno tiene su camino. Si el hombre quiere hacer el loco, allá él, ya le tocarán las consecuencias de los que se comportan locamente. Ante la ley se supone que los locos no saben lo que hacen. A veces se considera un atenuante de un crimen, el decir que el hombre estaba en un estado esquizofrénico.......Para Perls no había irresponsabilidad. Somos responsables de todo, somos libres. ......él sentía que cada cual tiene su camino, como en la famosa plegaria de la Gestalt, tan citada, que dice: Tú haces lo que haces, yo hago lo que hago, y si nos encontramos magnífico. Si no, qué se le va a hacer. O algo por el estilo. 
........No voy a detenerme mucho en explicar qué es lo que entendí yo. Pero yo le di una estatura a Fritz Perls en ese momento de persona muy sabia, de persona cuya ética no era de este mundo. Una ética que no está basada ni en las buenas costumbres ni en el manual de lo que debe ser un buen médico, ni en el juramento hipocrático. Si no  que  que se basaba en su sentir personal ,su camino, su vida, ...su guía interior digamos. Y me parecía perfectamente válido. Y era un hombre seguro de sí, que sabía por dónde quería ir. Ese sentir de Perls yo creo que está detrás de toda mi experiencia con él y de todo lo que he querido transmitir de él. Yo no me relacioné con Perls como con un terapeuta, me relacioné con Perls como con un maestro, como con un sabio. 

(El don de Claudio para reconocer a los maestros y darles a conocer)

....En todo caso, me surge la pregunta.... ¿Acaso esto de ver en Perls un maestro y no solo un hábil gestaltista talentoso, no es simplemente una idealización?. ¿No estaba yo soñando?. Y claro puedo relacionarlo con muchas cosas semejantes en mi vida. 
( A Alejandro Jodorowski) ......Cuando dieron el film La montaña sagrada ,yo fui siete veces a ver esa película en compañía de muchas personas notables. Recuerdo ir con el rabino Zalman Schachter, que era el rabino más eminente de Estados Unidos y de Canadá. Cuando hubo un encuentro de rabinos con el dalai lama en los años 90 creo fue el jefe de la delegación judía. Y Zalman, después de ver la película, me decía;  ”interesante, pero yo creo que tú ves muchas más cosas en el film que lo que quiso poner Jodorowsky. No sé si es un film tan extraordinario, tan lleno de significado como tú me comentas. 
Y con otras personas que eran grandes personas me dejaban un poco con esa pregunta: ¿Pero con qué ojos estás mirando tú?
Cuando conocí a Jodorowsky, o lo re-conocí, porque lo había conocido en la juventud pero no éramos amigos todavía. Cuando le conocí él se sintió comprendido. Yo le dije, he visto expresadas ciertas cosas sobre el desarrollo humano que no he visto en otros símbolos, que no he visto en otras obras de arte. Él se sintió correspondido..... 

(A Bob Hoffman)

.... Le di relevancia de tal manera que empezaron a acudir personas, empezando por los del SAT de America (No se oye bien)... A Bob Hoffman lo veía como alguien que había aportado al Cristianismo algo que le faltaba, con este proceso de reconexión con el amor, con el vínculo amoroso a los padres. Le daba una gran estatura. Lo veía a Hoffman como uno de esos sufís, que dice la tradición sufí que son tan raros de encontrar como un camello en el desierto. 

(A Oscar Ichazo)

......Fue parte de mi vida dar a conocer a Oscar Ichazo que se decía emisario de una escuela misteriosa, la escuela madre en que se había formado Gurdjieff. Y mientras estuvimos con él, la gente que yo seleccioné para este grupo, que fue Arica, estábamos como ante un indudable maestro de gran estatura. Pero cuando nuestros caminos divergieron, él cayó en una especie de olvido. La gente suele pensar en él como en un charlatán, como una persona dudosa. Entonces a través de lo que se podría llamar una idealización mía... se han operado grandísimos cambios en las personas. Muchas se han beneficiado del proceso Hoffman o del legado de Ichazo.

(Totila Albert : padre espiritual y profeta)

....de acuerdo a mi conocimiento de la psicología de los eneatipos. Mi tipo es tótem. Yo soy un totemizador, uno que sobre-idealiza a ciertas personas, los eleva demasiado, y esto es ilusorio. Sin embargo, con la perspectiva de la vejez, me inclino más a pensar que mi caso ha sido más como el de Milarepa, que también idealizó a su maestro de una  manera casi inconcebible para un occidental de nuestro tiempo, pero eso lo llevó a poder desmaterializarse, según se cuenta en su biografía. ....  ..yo me veo como alguien que ha aportado algo en el mundo, ya no en la Gestalt, si no en el mundo, a mi me parece que un rasgo muy importante de mi vida ha sido justamente descubrir personas invisibles y hacerlas visibles, y hacerlas dignas de ser escuchadas. Y principalmente se me plantea esto con Tótila Albert, a quien llamo un padre espiritual, por la medida en que incidió en mi vida. Yo desde el comienzo de mi encuentro con él, lo viví como un profeta, lo sentí que era alguien como Jeremías. Pero no era simplemente una impresión subjetiva basada en nada. Es que él lloraba cuando leía el periódico. Cuando cada día leía el periódico se dolía del mundo. Era una persona excepcionalmente conmovida por el dolor del mundo y con una vocación profética de cambiar el mundo. Fue un profeta completamente fallido. Fue un profeta completamente desoído, desconocido en su tierra, y en su lugar y en su tiempo, que tuvo sólo un seguidor, que fui yo. Pero si yo pienso en la influencia que tuvo él sobre mi, esa influencia me llevó incluso a descubrir a otras personas. Esa influencia me llevó a concebir las cosas esenciales de mi trabajo, esa influencia me interesó en cambiar el mundo, esa influencia -con la llave maestra de las tres personas interiores- me ha llevado a la idea de una educación alternativa a la tradición patriarcal. Yo creo que Tótila Albert está por tener éxito en el mundo. No lo pudo hacer en su generación pero lo que yo llevo haciendo puede que esté teniendo.. está empezando a ser escuchado por personas de más y más peso. No es improbable que Tótila Albert terminé salvando al mundo gracias a mi propaganda (ríe), gracias a mi visión, que ya no se puede llamar visión neurótica.  

(El ego : obstáculo y recurso).

...Entonces, es muy misterioso este asunto del ego, que es un enemigo personal, un obstáculo a nuestro desarrollo durante un tiempo. Pero visto desde un ángulo universal o social puede ser un valiosísimo recurso. Yo muchas veces he dicho que el ego es como la perla en la ostra. Que los recursos que generamos para defendernos del mundo, como parte de nuestro ego: el querer retirarnos, el querer agredir, el querer seducir, el querer demostrarnos grandes.... Que todos estos recursos que necesitó nuestro pequeño ego para sobrevivir, luego cuando ya no los necesitamos nosotros  nos sirven a nosotros para otra cosa; sirven para los demás. 
De modo que yo termino la reflexión de hoy sintiendo este ego tótem, esta tendencia a la sobre idealización de la que ha hablado Kernberg tan desdeñosamente al hablar del carácter narcisista. Esta tendencia a elevar exageradamente con los ojos de un niño muy pequeño, hasta volver casi divino al otro.. en una ansia de significado, en un ansia de algo alternativo a la mediocridad de la vida circundante. Que eso tal vez ha sido lo que más le ha servido a los demás de mi actividad. Y si yo lo hiciera bien terminaría volviendo a mencionar la Gestalt pero no se me ocurre cómo. Espero que sea un buen final que termine hablando de un asunto más universal. 

(Consejos para los gestaltistas)

Me sugieren que les dé algunos consejos a los gestaltistas pero no me siento mucho en el ánimo de entrar en el discurso gremial de la Gestalt. Me quedaría yo con que los gestaltistas traten de ser personas.., grandes personas, fieles al ideal de la autenticidad.. y benévolos. Y conscientes de que en la doctrina de Perls, la pobre doctrina de Perls, …de la pobre pobrísima teoría de la Gestalt oficial, el hueco más grande..... lo que más falta es el amor. Que no podemos negar que la evolución humana tiene que ver con el amor. Que no hay que tomarse en serio ese agujero en el discurso de la Gestalt. Tenemos que intentar abrir el corazón tanto a la compasión como a la devoción, al sentido de lo ideal.

CLAUDIO NARANJO

Puedes ver el video completo en el siguiente enlace

FORMACIÓN EN TERAPIA GESTALT

Dirigido a estudiantes y graduados en Psicología, Medicina, Psiquiatría, Educación, Trabajo Social, Animación Socio-cultural y profesiones de ayuda.

CURSOS DE POSTGRADO

Dirigido a alumnos que, tras completar su formación gestáltica, estén llevando grupos (terapéuticos, didácticos, de apoyo ...) o lo tengan como horizonte profesional.

SUPERVISIÓN

Espacio de seguimiento, individual o grupal, dirigido a personas que desean revisar su quehacer y actitud gestáltica en el desempeño de su labor profesional (psicoterapéutica, artística, educativa, social, laboral)

Copyright © 2018 ESCUELA MADRILEÑA DE TERAPIA GESTALT. All Rights Reserved.